jueves, 5 de diciembre de 2013

Alcohol: algunos mitos

En este puente queremos recordaros la importancia de "Cero alcohol" si vas a desplazarte en coche, de viaje o de fiesta...               Como dicen nuestras/os compas de Energy Control: Alcohol y drogas al volante, peligro constante!
Además aprovechamos para compartir algunos mitos sobre el alcohol recogidos en la web "Beber sin riesgo", ¿sabes todo sobre el alcohol? échale un vistazo a estos mitos:

MITO: NO PASA NADA POR BEBER ALCOHOL LOS FINES DE SEMANA
REALIDAD: Algunos de los efectos graves del consumo de alcohol son independientes del tiempo que se lleve consumiendo. Además, consumir todos los fines de semana conlleva un riesgo evidente. También hay que tener en cuenta que los efectos del fin de semana se prolongan durantes varios días en la semana y que consumir todos los fines de semana supone hacerlo más de 100 días al año.

MITO: BEBER CERVEZA, VINO O SIDRA NO PRODUCE NINGÚN PROBLEMA PORQUE TIENEN POCOS GRADOS
REALIDAD: Estas bebidas al igual que las destiladas contienen alcohol aunque sí es cierto que en menor grado pero, por lo tanto, consumirlas de forma abusiva también tiene riesgos y daños.

MITO: BEBIENDO VOY A SER MÁS SIMPÁTICO/A Y VOY A LIGAR MÁS
REALIDAD: El alcohol genera más inestabilidad emocional, puedes pasar de la risa al llanto, a la agresividad o violencia, aunque a veces te relaje y creas que puedes resultar más atractivo pero interfiere en la capacidad sexual del organismo y no se piensa en las consecuencias que pueden no ser tan “sexys”: elecciones poco acertadas, embarazos e infecciones no deseadas...

MITO: HAY QUE BEBER EN FIESTAS PORQUE TODA MI FAMILIA LO HACE
REALIDAD: Si todos en tu familia beben, no son un ejemplo a seguir, tú puedes optar por estar en fiestas donde todos beban y elegir no hacerlo.

MITO: BEBER ESPORÁDICAMENTE NO TIENE RIESGOS
REALIDAD: Hay consumos esporádicos que suponen riesgos graves aunque se realicen una sola vez u ocasionalmente: beber alcohol antes de conducir un coche, mezclar diversas drogas, consumir altas dosis en un breve periodo de tiempo, trabajar tras haber consumido, tener relaciones sexuales sin protección,...

MITO: EL PROBLEMA DEL ALCOHOL ES UNA REALIDAD QUE AFECTA SÓLO A LAS PERSONAS JÓVENES
REALIDAD: Es cierto que los jóvenes tienen problemas con el alcohol pero en la población el perfil de mayor riesgo es el de un varón entre 55 y 64 años de edad.

MITO: DEJAR DE BEBER CUANDO SE ACERCA LA HORA DE CONDUCIR ELIMINA EL ALCOHOL EN SANGRE LO SUFICIENTE COMO PARA PODER HACERLO SIN RIESGOS.
REALIDAD: Aunque el alcohol tiene su efecto máximo entre los 30 y 90 minutos de haberse bebido tarda horas en eliminarse del cuerpo y por lo tanto sus efectos continúan.

MITO: TOMAR UN CAFÉ AMARGO O DARTE UNA DUCHA FRÍA HACEN QUE DESAPAREZCAN LOS EFECTOS DEL ALCOHOL QUE HAS BEBIDO
REALIDAD: Estas conductas pueden despejarnos momentáneamente pero no eliminan ni metabolizan el alcohol. Tras ellos seguimos teniendo los mismos niveles en sangre y, por supuesto, sus efectos permanecen. Por lo que si nos hiciesen una prueba de alcoholemia daríamos positivo.

MITO: SOPLANDO DE DETERMINADA MANERA O TENIENDO UN CHICLE EN LA BOCA SE ENGAÑA AL ALCOHOLÍMETRO.
REALIDAD: El alcoholímetro mide siempre igual la tasa de alcoholemia, no le afecta que haya otras sustancias en la boca o cambies la forma de soplar.

MITO: NO PUEDO BEBER EN EL TRABAJO PERO NO PASA SI LO HAGO ANTES DE IR PORQUE ESO NO AFECTA A MI RENDIMIENTO 
REALIDAD: El efecto del alcohol en nuestro cuerpo no desaparece hasta pasadas entre 1 y 6 horas, como mínimo, dependiendo de muchos factores pero sobre todo de la cantidad de alcohol que hayamos bebido y de la graduación que tenga. Así que beber antes de ir a trabajar sí que afecta a nuestro rendimiento y seguridad, mucho más en el caso de que manejemos maquinaria o tengamos que conducir.
Más >>>>


MITO: EL CONSUMO DE ALCOHOL AYUDA A SUPERAR DIFICULTADES, EL CANSANCIO Y EL ESTRÉS Y A ESTAR MÁS ANIMADO Y EN FORMA.
REALIDAD: Para solucionar tus problemas lo mejor que puedes hacer es tener la mente clara y despejada para afrontarlos de la forma más rápida y sencilla posible. Beber sólo conseguirá hundirte más y multiplicar tus problemas. El alcohol puede reducir la ansiedad y el nerviosismo pero sólo de forma momentánea; con el tiempo suele producir más ansiedad, tristeza y depresión, entre otros síntomas.

MITO: EL CONSUMO DE ALCOHOL NO GENERA PROBLEMAS CON LA FAMILIA, LOS AMIGOS Y LAS/OS COMPAÑEROS DE TRABAJO.
REALIDAD: Las consecuencias sociales del consumo y abuso del alcohol pueden ser tan serias como los problemas de salud, se ha visto que estas personas tienen más tasas de desempleo, son más violentas y tienen más problemas legales. Las familias con un problema de alcoholismo ven alterada su organización, sus actividades cotidianas, sus relaciones afectivas e incluso su economía.

MITO: SÓLO LAS PERSONAS DEPENDIENTES DEL ALCOHOL TIENEN PROBLEMAS CON ESTE CONSUMO
REALIDAD: Existen distintas formas de consumir alcohol: experimental, recreativo, abusivo o dependiente. Cualquier consumo puede ser problemático.

MITO: TODO EL MUNDO REACCIONA IGUAL AL ALCOHOL
REALIDAD: No es cierto, existen muchos factores que nos hacen diferentes ante el alcohol: nuestro peso, sexo, el estado de ánimo, la hora del día,... son algunos ejemplos. A las mujeres les afecta más porque suelen pesar menos, sus órganos son más pequeños, por lo que se genera más rápidamente el deterioro incluso con menores cantidades de alcohol. También en los niños y jóvenes genera más daño porque están en proceso de crecimiento y desarrollo y sus órganos son más vulnerables al efecto del alcohol.

MITO: EL ALCOHOL NO ES UNA DROGA PORQUE ES LEGAL
REALIDAD: El alcohol cumple todos los criterios de la definición de droga de la Organización Mundial de la Salud: sustancia que introducida en un organismo por cualquier vía es capaz de actuar sobre el sistema nervioso central, provocando una alteración física y/o psicológica, la experimentación de nuevas sensaciones o la modificación de un estado psíquico, es decir, capaz de cambiar el comportamiento de la persona, y que posee la capacidad de generar dependencia y tolerancia en sus consumidores. El hecho de que el alcohol sea legal en nuestra cultura quiere decir que su uso no está penalizado por la justicia lo que facilita su compra y también su consumo. Paradójicamente que una droga sea legal no significa que no sea nociva para la salud.¿SABES TODO DEL ALCOHOL?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada